Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Curiosidad: Los cinco transportes de piezas grandes más complicados

Han necesitado transporte y grúas especiales

Curiosidad: Los cinco transportes de piezas grandes más complicados

Con el paso del tiempo, grandes edificios y reliquias de la historia han tenido que ser trasladadas desde su lugar de origen hasta sus nuevas localizaciones, debido a problemas relacionados con la constante actualización de las ciudades, o la nueva creación de museos que puedan albergar dichas reliquias, entre otros.

"Para llevar a cabo estos complejos traslados a lo largo de los años, ha sido necesario una gran coordinación entre historiadores, ingenieros y transportistas, además de un gran conocimiento sobre el sector, los diversos medios de transporte y sistemas de elevación pesada disponibles en el mercado", destacan desde la compañía de transporte pesado y grúas de elevación, Sarens.

“Todo para conseguir que las piezas trasladadas lleguen a sus nuevos hogares sin ningún tipo de daño, un objetivo que suena sencillo, pero debido a su antigüedad, delicadeza de sus materiales y estado de conservación debido al tiempo, aumenta la complejidad del proyect, dicen desde Sarens”.

En opinión de Sarens, estos son los cinco traslados más complejos y memorables llevados a cabo hasta la fecha. Y en algunos ha participado Sarens.

Barco Solar de Keops

La famosa barca funeraria de Keops o barco solar es un navío que data del 2.500 a.C., que cuenta con más de 43m de eslora, 5,6m de manga y 1,5m de calado y, además, era capaz de transportar hasta 45 toneladas de peso. Fue enterrado a los pies de la pirámide de Giza y redescubierto en 1954 por arqueólogos que, en un principio, no tenían intención de desenterrarla, pensando que no tendría valor. La barca funeraria de Keops fue encontrada provista de todo el material necesario: remos, cuerdas, cabina etc. Su función es desconocida, pero se cree que principalmente funcionaba como transporte para trasladar el cuerpo del faraón a través del Nilo, desde Menfis hasta Giza.

La embarcación de más de 4.600 años de antigüedad fue trasladada por Sarens desde el museo naval Khufu hasta el nuevo Gran Museo Egipcio a más de 10 KM de distancia en agosto de 2021 por Sarens. El barco tuvo que ser elevado delicadamente de forma horizontal y después colocado en un remolque de 12 ruedas, para su transporte hasta el nuevo museo. En total la carga sumaba 100 toneladas, debido a la jaula de hierro que fue especialmente construida alrededor de la barca para minimizar el movimiento y los posibles daños.

Edificio Oerlikon

La antigua fábrica Maschinenfabrik Oerlikon, edificio de más de 130 años de antigüedad, se dedicaba en su momento a la fabricación de locomotoras eléctricas en Suiza. En total, la planificación y ejecución de su transporte supuso un trabajo de más de 10 meses, desde agosto 2011 hasta mayo 2012, debido a la velocidad de movimiento del convoy a 5 metros por hora, hasta llegar a su nueva localización situada exactamente a 60 metros de su ubicación original. En su transporte se utilizaron metodologías pioneras en Europa, como el uso de globos de helio bajo el techo del edificio para poder mover con mayor velocidad la estructura.

Obelisco de Luxor

El obelisco de Luxor, localizado en la plaza de la Concordia en París, ha cumplido 186 años en la Plaza de la Concordia de París. El obelisco data del s. XIII a.C., mide 23 m de altura y pesa 462 toneladas en total, teniendo en cuenta también su pedestal. El transporte comenzó en 1831 y finalizó en 1833: comenzó surcando el Nilo, llegó hasta Alejandría y allí fue remolcada por una corbeta a vapor, a través de la cual llegó a Rúan, para remontar el Sena y finalmente llegar a París, sumando más de 3.700 kilómetros aproximadamente para su transporte. En 1836 fue elevado gracias a máquinas elevadoras y gigantescos cabrestantes, todo planificado por el ingeniero Apollinaire Lebas, para finalmente ser colocado en la Plaza de la Concordia, con solo la familia real como espectadores, para evitar posibles desilusiones al pueblo francés, en caso de que la operación fuera fallida. Este se podría considerar el primer gran transporte de reliquias históricas, siendo un precedente para los hitos posteriores.

Convento de Jinan

El convento chino de Jinan, con más de 100 años de antigüedad, fue transportado en febrero de 2021, por la compañía belga Sarens, a su nueva localización a 76 metros de distancia. El edificio en total mide 36 metros de longitud, 16 metros de ancho y 16 metros de alto, con un peso total de aproximadamente 2.600 toneladas. Para su transporte fueron necesarios remolques de 120 ejes y grúas para ser capaces de elevar su peso. La reubicación tuvo que sobrellevarse con mucho cuidado debido al deteriorado estado del edificio y su facilidad para dañarse, pero gracias a la experiencia y profesionalidad de Sarens, el proyecto fue todo un éxito y el convento fue reubicado con total seguridad y sin ningún daño.

Partenón, Atenas

En 2007 comenzó el traslado de una variedad de reliquias del Partenón de Atenas a su nuevo museo localizado a 300 metros. En su momento, hace 15 años, fue considerada la mudanza del siglo, dado que las antigüedades que constituyen el lote no habían sido transportadas en 2.500 años. Para el transporte fueron necesarias 3 grúas que elevaron con precaución, en primer lugar, un friso de 2,3 toneladas, que fue seguido por varios bloques esculpidos pertenecientes al Partenón, frisos y estatuas, además de diversas piezas pertenecientes al Acrópolis.

Transporte especializado

Aquello que tienen en común estos cinco proyectos es una planificación a conciencia y una ejecución extremadamente cuidadosa, basada en la experiencia y conocimiento del sector. Áreas en las que Sarens, responsable de los transportes del convento de Jinan y el Barco Solar de Keops, es experto debido a sus más de 60 años de experiencia y su variedad de trabajos previos en proyectos, tanto a nivel europeo como internacional. En su trayectoria, la empresa belga se ha especializado en proyectos relacionados con energías renovables, nuclear o petroquímica, sin olvidarse de proyectos de transporte e ingeniería civil, entre otros; lo que hace que Sarens posea un historial completo y único, que lo diferencia en el sector, ofreciendo soluciones innovadoras y personalizadas para los problemas de la actualidad.

La magnitud de estos proyectos solo pueden llevarlos a cabo empresas con una extensa experiencia y conocimiento sobre ingeniería y la maquinaría a utilizar, debido a la importancia y delicadeza de los monumentos que se están transportando. "Hay que hacer hincapié en la maquinaría y procesos utilizados para la realización de estos proyectos, dada la complejidad y esfuerzo que suponen, que raramente es reconocido, por ello cuando una empresa consigue realizar estos traslados con éxito y sin ningún tipo de daño, es considerado toda una hazaña, por eso los trabajos realizados por Sarens son destacables en este campo, debido a la versatilidad de sus trabajos, además de la exactitud y cuidado mostrados a la hora del transporte, área en la que Sarens demuestra sus 60 años de experiencia y trayectoria en colaboración con empresas privadas y públicas", añaden.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación