Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. El alcoholímetro antiarranque será obligatorio en los vehículos de mercancías peligrosas

En 2020, el 48,7 por ciento de los conductores fallecidos en España dio positivo en alcohol

El alcoholímetro antiarranque será obligatorio en los vehículos de mercancías peligrosas

Es una consecuencia de la puesta en marcha de la nueva Ley de Tráfico que entrará en vigor el próximo 21 de marzo, mientras que, previsiblemente, los particulares y de mercancías no se verán afectados hasta 2024.

La memoria anual sobre las muertes en accidentes de tráfico de la DGT arrojó que, en 2020, el 48,7 por ciento de los conductores fallecidos en España dio positivo en alcohol o drogas. Por este motivo, la nueva Ley de Tráfico española trae consigo importantes novedades para paliar estas cifras, entre las que destacan la obligatoriedad de los alcoholímetros antiarranque en determinados vehículos. Dräger, empresa que fabrica este tipo de dispositivos, explica su funcionamiento y cómo afectará la integración de los dispositivos antiarranque en la nueva normativa.

Aunque actualmente los vehículos particulares no están obligados a contar con un alcoholímetro antiarranque, a partir 5 de julio de 2022 todos los coches de nueva fabricación deberán integrar un sistema de conexión para su instalación de acuerdo a la nueva legislación. De este modo, en el momento en que sea obligatorio, el dispositivo podrá incorporarse de forma sencilla y sin coste en todos los vehículos. “La introducción de un dispositivo autoarranque Interlock en este tipo de vehículos ayudará reducir notablemente la posibilidad de accidentes en carretera a consecuencia del alcohol, en línea con los objetivos de Naciones Unidas y la Unión Europea”, explica Dionisio Martínez de Velasco, managing director de Dräger Iberia.

¿Cómo funcionan?

También conocido como dispositivo de bloqueo de arranque, se trata de un Sistema Avanzado de Asistencia a la Conducción (ADAS) que obliga al conductor a espirar aire en un etilómetro para medir los niveles de alcohol en el aliento. Si superamos la tasa de alcoholemia permitida o no utilizamos correctamente el dispositivo, no podremos arrancar el vehículo hasta pasado un determinado tiempo.

En cuanto a su funcionamiento, posee una interfaz sencilla, de tan sólo dos botones. Para su uso, es necesario espirar durante aproximadamente 4 segundos. “Si, por ejemplo, paramos a echar gasolina o el coche se cala, no tenemos que volver a soplar. Además, una de las principales ventajas es que no es necesario cambiar la boquilla cada vez que se utilice”, explican desde Drager.

Normalización de su uso en la Unión Europa

En la actualidad, varios países de la Unión Europea como Austria, Francia y Bélgica, ya cuentan con dispositivos integrados en algunas flotas de transporte de pasajeros y mercancías, así como en programas dirigidos a personas con problemas en el consumo de alcohol.

“Cada vez son más las empresas de transporte profesional que voluntariamente deciden incorporar en sus flotas aparatos de medición de alcoholemia como un acto de responsabilidad. Por ejemplo, en 2018 en Italia se instalaron 53 dispositivos en una flota de autobuses de la compañía pública Bus Company”, señala Dionisio Martínez de Velasco.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación